¿Podemos llegar a ser emprendedores?

El martes pasado, Joan Cuscó y un servidor asistimos al “Foro Capital Riesgo: ESADE BAN, la red de Business Angels de ESADE”

Un Foro donde se hablaba a grandes rasgos de un tema que considero que a más de uno (sobretodo aquellos que hemos empezado un negocio recientemente o estamos pensando en hacerlo) nos puede interesar y que está muy relacionado con las clases que tendremos esta semana:

“¿cómo inversores privados (popularmente conocidos como Business Angels o Ángeles de los Negocios) y emprendedores, aúnan sus esfuerzos y recursos para materializar una idea y crear rentabilidad gracias a ésta?”.

Al terminar el encuentro, nos detuvimos con Joan para comentarlo y termine pidiéndole si quería que escribiéramos conjuntamente un resumen con las ideas más interesantes. Mi sorpresa fue al abrir el correo la mañana siguiente y ver que Joan ya había escrito una interesante reflexión al respecto 😉 Así pues, simplemente haré una breve introducción del Foro que os sirva como introducción al escrito de Joan.

En el encuentro acudieron como ponentes, de una parte, Joan Sureda, responsable del Club de emprendedores e Inversores de ESADE y Fernando Zallo, coordinador ESADE BAN, para explicar las líneas de actuación de ambas entidades; de otra parte (la más interesante) Manuel Martos y Carlos Hernández nos explicaron sus experiencias como Business Angel ( el primero) y como emprendedor que ha recurrido a fondos externos para fundador su negocioiContainers (el segundo).

Y sin más preámbulos os dejo con la reflexión que espero que nos sirva como base para una discusión respecto esta temática:

“Desde el punto de vista de un mocoso que aún lo tiene todo por descubrir, el Fórum de Business Angels ofrece una cara amable y otra un tanto gris.


Empecemos por la visión más deprimente. Escuchando las palabras y experiencias de los ponentes, es inevitable tener la sensación de que en el mundo hay dos tipos de personas: “ellos” y “el resto”. “Ellos” son una raza especial, los espartanos del mundo moderno; son esa clase de gente con algo en la cabeza, son los que han conseguido demostrar al mundo y a sí mismos que la alineación neuronal es posible. “Ellos”, sin ser los grandes genios de la historia, me recuerdan a cada momento que esforzarse no es suficiente: hay que conseguir algo. Y ese algo no se mide en cochazos ni tickets restaurante. Ese algo consiste en tirar adelante un propósito como dios manda, de forma que “el resto” nos veamos obligados a servirles con nuestra mano de obra.

El lado positivo tiene mucho que ver con la meritocracia de que nos hablaba David Casacuberta. Sin caer en los tópicos de si el pijo nace o se hace, los invitados han demostrado que cualquiera con un buen proyecto y dos dedos de frente puede ser carnaza de un puñado de Business Angels. Para ello necesitamos (¡tomen lápiz!) una buena idea; un plan de negocio más o menos verosímil que la sustente; y acceso a la maravillosa red de contactos que nos ofrezca mecenazgo, ya sea la de ESADE o cualquiera de las más de 300 que hay en toda Europa. Sin querer hacer un juego fácil de palabras, todo esto “me da alas”. Me invita a pensar que todo está aquí, en mi cabeza, y el día menos pensado puedo pasar de ser “el resto” a ser uno de “ellos”. ¡¡¡Viva el neoliberalismo!!!

De vuelta a la realidad (eso sí, con cierta crisis vocacional), es reflexión obligada estudiar hasta qué punto somos decisivos en la cadena de valor de nuestras empresas. ¿Nuestra labor es realmente valiosa para la empresa? ¿Ocupamos un puesto prescindible sólo por la mala moda del marketing y la comunicación? ¿Hemos venido al mundo a aportar y sumar o sólo a criticar el trabajo ajeno?

Tras este examen de consciencia es difícil encontrar razones para madrugar mañana. Aunque no haya otro remedio…”

4 Comentarios

  • Personalmente, me quedo con la parte más amable, la que nos dice que tod@s tenemos la oportunidad de crear nuestro propio negocio.

    Queda claro que cuando digo “tod@s” me refiero a esos que tengan una “gran idea” y que, sobretodo, estén realmente dispuestos a realizar grandes esfuerzos y a arriesgar mucho para lograr hacerla realidad.

    Sin ir más allá, Manuel Martos(el Business Angel) nos explico cómo él empezó de “cero” y a base de trabajo e ilusión paso a ser emprendedor para finalmente convertirse en inversor.
    Este es el mismo caso que nos cuenta Emilio Marquez en su entrevista en everriculum, y el de otros tantos emprendedores que a partir de una “gran idea” lograron crear un modelo de negocio rentable y que a la vez ofreciera un gran servicio a la sociedad. (En el Foro se dijo que el primer caso documentado de una inversión por parte de un Business Angel fue la que realizó un científico de la universidad de Stanford apoyando con 700$ a dos de sus estudiantes, William Hewlett y David Packard, para que fundaran su empresa: HP)

    Para finalizar y poner los pies al suelo quiero volver al concepto “riesgo”.

    En la mayoría de los casos “Emprendedor” y “trabajador” están expuestos a niveles de riesgo totalmente distintos y en el caso del primero, el fracaso es la opción más segura.
    Solo 2 de cada 10 negocios logran triunfar, obteniendo las tasas de rentabilidad esperadas, y los restantes o bien mueren en el camino o sobreviven arrastrando grandes problemas financieros.

    Así pues, si bien es verdad que tod@s podemos crear nuestro negocio, tenemos que tener claro que esto comporta asumir grandes esfuerzos, inversiones (tanto en tiempo como en dinero) y riesgos, y que el camino no va a ser nada fácil.

    Vosotros, ¿qué opináis al respecto?

  • Oriol y Joan, creo que una cosa es ser emprendedor y otra muy distinta emprender un proyecto para llegar a lo más alto. Y este es precisamente uno de los principales problemas que ha tenido todo lo relacionado con Internet: que muchos quieren convertirse en creadores de proyectos como “google” o “facebook” para ganar dinero (la avaricia que comentábamos en el post ¿Qué hemos aprendido de la burbuja de las punto.com?).

    Los casos de éxito son muy buenos y necesarios para saber que, con pasión, dedicación, constancia, trabajo y motivación, podemos hacer realidad nuestros proyectos… e incluso nuestros sueños. Pero lo que no debemos hacer es engañarnos pensado que, con una buena idea y dedicación nos haremos millonarios.

    Desde mi particular punto de vista -una frase hecha que queda bien pero resulta redundante cuando uno expresa SU opinión- ser emprendedor y obtener resultados satisfactorios es posible, y en Internet (o gracias a Internet) mucho más. Aceptando que no nos haremos millonarios, sino que podremos vivir confortablemente haciendo aquello que nos gusta y nos motiva.

    En resumen, a dos niveles de emprendedores: los que quieren llegar a lo más alto “ellos” y los que nos conformamos con menos “el resto”. En ambos casos se necesitan: buenas ideas, iniciativa, dedicación, esfuerzo, apoyo, pasión, trabajo, riesgos… y mucho dinero los primeros, y menos dinero y más constancia los segundos.

    Eso sí, una encuesta ha demostrado que las personas que trabajan por su cuenta son más felices y se siente más realizadas que las que lo hacen por cuenta ajena. Mi experiencia personal coincide.

    Saludos y muchas gracias por compartir y exponer tan claramente vuestra experiencia en el “Foro Capital Riesgo: ESADE BAN, la red de Business Angels de ESADE”. Hasta más tarde.

  • @Oriol: Está claro que según mi reflexión, tú eres uno de “ellos” 😉

    @Antoni: Tienes toda la razón del mundo. Quizás yo también debería haber empezado el post con un “desde mi particular punto de vista” 😉 Hay que emmarcar mi estupidez en un contexto de carreras inútiles, mercados laborales impossibles y situaciones económicas cuanto menos desalentadoras. Y en mis 24 añitos, por Dios… ¡Déjame ser ingenuo e inconformista! 😀 Eso sí, como hijo de emprendedores, admiro tu nivel de satisfacción personal. Mejor dicho, LO ENVIDIO 😀 ¡Gracias por ponernos los pies en el suelo!

  • @Joan: no soy uno de ellos.

    @Antoni: de acuerdo contigo. Yo no me refería a llegar a ser un Bill Gates o Mark Zuckerberg. Como dices hay muchos niveles de emprendedor, y yo me refería al que quiere hacer realidad su proyecto o sueño. El riesgo no es el mismo que el que necesita 3 rondas de financiación para empezar; no obstante, considero que aunque los niveles sean más bajos, siempre hay un riesgo inherente así como unas fuertes inversiones (ilusión, tiempo y dinero)a asumir.

Únete a la discusión

Puedes utilizar los siguientes HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>