Esther van Summeren: “¿De qué sirve tener una tienda on line si la mayoría de clientes no pueden entrar?”

Esther van Summeren es consultora freelance en usabilidad, accesibilidad, arquitectura de contenidos, diseño web, diseño gráfico, ilustración y maquetación. Es culpable, entre otros muchos crímenes, del diseño y la maquetación de la web del Máster en Web y el sábado 20 de marzo nos visita para hablarnos de accesibilidad.

Cuando yo era pequeño me contaron que los diseñadores web se diferenciaban entre los que les gustaba hacer dibujitos (ilustradores) y los que preferían escribir en lenguas oscuras (maquetadores HTML). Hoy en día hay expertos en «diseño» sin más, en «diseño de interacción», en accesibilidad, en maquetación, en ilustración, en arquitectura de contenidos, y seguro que me dejo perfiles y disciplinas… ¿Todas esas cosas existen de verdad o son inventadas para cobrar más :-) ? ¿Para convertirse en un buen diseñador web hace falta ser lo que en catalán se llamaría un «set-ciències»?

Esther Van Summeren

Esther Van Summeren

Antes, muchas veces el proyecto era cosa de dos: un cliente (a menudo el responsable del área de marketing) y el diseñador. El cliente quería “una web bien chula” y el diseñador también, aunque no siempre se referían a lo mismo. Cada uno ponía su know-how pero obviamente quedaban muchos huecos. El cliente quería aumentar ventas y pensaba que lo mejor era sobrecargar de información cada esquina; el diseñador, a la contra, luchaba por “la estética” (que en aquel momento significaba: poco contenido). Los resultados eran un desastre: los usuarios no encontraban la información que buscaban, la navegación era un caos, el diseño ilegible… Hacía falta despertar la conciencia sobre cómo navegan los usuarios (“tus” usuarios), dónde quieres llevarlos y qué hay que hacer para lograrlo mediante arquitectura de información, usabilidad, diseño de interacción, accesibilidad, un buen HTML o SEO, entre otras :-)

Todas esas disciplinas se solapan de alguna manera. Son ámbitos profundos y es casi imposible perfilarse como experta en todo a la vez dada la magnitud y la diversidad de las disciplinas. Sin embargo, como diseñadora me va genial tener experiencia en cada una de ellas para hacer mejor mi trabajo. Por ejemplo, escribir HTML semántico beneficia los resultados en buscadores e implica un ahorro de tiempo para la fase del SEO. O si tienes en cuenta la usabilidad y la accesibilidad mientras diseñas, el resultado será 3 veces mejor. Para proyectos pequeños es perfecto; para grandes proyectos, en cambio, veo imprescindible contar con un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales especializados.

¿Cómo le contarías a un niño la diferencia entre usabilidad y accesibilidad?

La usabilidad se orienta a saber cómo actúan los usuarios en una aplicación o ante un dispositivo. Cómo leen los contenidos; cómo buscan lo que les interesa. Sabiéndolo, puedes conseguir lo importante para una empresa (por ejemplo, vender mucho) y lo que importante para el usuario (encontrar lo que busca de la manera más fácil posible).

La accesibilidad va un paso más allá: es un conjunto de normativas que procura que todos los usuarios pueden acceder a toda la información disponible en la web, a pesar de que sea de maneras diferentes. A veces los usuarios tienen problemas físicos, cómo una visión reducida, o sus manos no funcionan bien, pero también puede suceder que un usuario no tenga ratón para navegar en una web (porque se le ha roto, o porque navega con un iPhone). Son situaciones para las cuales hay que encontrar una solución para que nadie quede excluido y para que todos puedan realizar una transferencia bancaria por Internet o leer el prospecto de un medicamento. Las webs gubernamentales están obligadas a cumplir estas reglas, pero por supuesto es importante para todos: ¿Quién quiere tener una tienda que casi no venda porque la mayoría de clientes potenciales no pueden entrar?

Hemos colaborado profesionalmente en más de una ocasión y a lo largo de muchos años. Todavía no te he perdonado que cuando yo me hacía pasar por copy y tú diseñabas me recortabas los textos. Tampoco te perdono que en el diseño y maquetación de la web del máster en Web pusieras en duda Mi Estrategia SEO y tuviera que consensuarla contigo sólo porque no se ajustaba a los Principios Inquebrantables del Marcado Estándar HTML… ¿El hecho de que los diferentes perfiles que intervenimos en un proyecto web estemos condenados a entendernos es una maldición o una oportunidad? Cuál es el peor enemigo del diseñador: ¿un copy, un ejecutivo de marketing, un programador, un SEO o un cliente que “sabe mucho”?

Ninguno de ellos :-) Para mi es un privilegio trabajar con especialistas de otros perfiles. Por supuesto, a veces los intereses entran en conflicto, pero siempre hay solución si se imponen el sentido común y se tienen los objetivos claros. “Lo mejor” es relativo y varía en cada caso, y muchos puntos de vista es la mejor receta para crear un gran producto.

Claro que no siempre es así, y existen los clientes que “saben mucho” y los programadores que ven muchos imposibles, pero esa tarea de “evangelización” –en mi caso, ¿podría ser de ”evansummerización”? :-) — te da la oportunidad después, si sale bien, de ver a un cliente o un programador sorprendidos y contentos por haber logrado cosas que pensaron imposibles.

¡Deja el primer comentario, no seas tímido!

Únete a la discusión

Puedes utilizar los siguientes HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>