Nando Llorella: «las pequeñas empresas son las grandes beneficiarias de la fiesta 2.0»

Nando Llorella

Nando Llorella

Enfilamos la última semana del módulo de Marketing Web, dedicada a la disciplina más in del momento, la reina de la pista, la fiebre de la muchachada: ¡Social Media Optimization! Y para lidiar ese miura, tenemos como maestro (en el sentido taurino, pero también docente) a Nando Llorella, un apasionado del marketing y la comercialización online, que lleva unos años ya especializado en asesorar a empresas del sector del turismo sobre su estrategia online. Nos cuenta también que es de carácter inquieto, que de ahí los varios proyectos propios centrados en la creación de blogs y comunidades verticales, y que eso le permite “jugar” cada día y explorar nuevas acciones que luego puedan llevar a cabo sus clientes. Para conocerlo mejor, nos recomienda preguntarle a Google.

Plataformas (y fenómenos) como Facebook o Twitter permiten a profesionales y empresas tener una presencia online y comunicarse con sus clientes sin la necesidad de tener página web y por tanto a un coste cero (con todos los matices). ¿Facebook, o Twitter, son el Robin Hood de la web 2.0?

No creo que podamos considerar que plataformas como Twitter o Facebook se puedan considerar “a coste cero”, ni puedan llegar a sustituir la necesidad de tener una página web propia; ya que el tiempo y personas que se tiene que dedicar para llegar a crear una página de Facebook o una cuenta de Twitter que realmente tenga éxito es muy alto.

Este tipo de sistemas son externos a nosotros (por lo que tenemos poco control) y no paran de incoporar cambios y novedades que no siempre pueden estar en la línea de nuestras necesidades, por lo que yo siempre recomendaré a las empresas que tengan una página web propia, donde puedan mostrar la información que consideren más interesante, y luego puedan tener presencia en este tipo de sitios web como complemento a la estrategia de publicidad.

Es importante que no consideremos a Facebook o Twitter como un TODO, ya que mañana pueden aparecer nuevos jugadores que cambien las reglas del juego, y nuestro margen de maniobra para actualizar todos los sitios web y mover la información de uno a otro estará muy limitado.

...Y, no obstante, igual que cuando hacemos SEO estamos en las manos de Google (y pocos más), cuando dedicamos tiempo y recursos a trabajar nuestra presencia en redes como Facebook o como Twitter quedamos también a expensas del devenir y los antojos de estas plataformas, que cualquier día pueden cambiar sus políticas, añadir avisos poco amistosos en los links externos o simplemente borrar la página sobre la que habíamos tejido con tanto cariño esa gran amistad que tenemos con nuestros miles y miles de fans… ¿Facebook, o Twitter, son los Darth Vader de la web 2.0?

Al definir nuestra estrategia online tenemos que tener muy claro el mercado al que queremos dirigirnos, ya que en España Google es el principal buscador, pero en otros países hay otros competidores muy fuertes a los que también es necesario controlar si quieres que te encuentren.

En las redes sociales pasa más o menos lo mismo, ya que pese al crecimiento espectacular que están teniendo Facebook y Twitter, no podemos olvidarnos de sus competidores ni de las redes sociales verticales que, cada vez más, están cobrando un relevancia muy importante.

Nosotros tenemos que tener muy clara cual es nuestra estrategia online, y adaptarla a cada uno de los soportes que creamos que puede ayudarnos a conseguir nuestros objetivos, ya sea a través de Facebook, de aplicaciones para el iPhone o de nuestro blog corporativo.

Javier Godoy nos contó que un 2.0 bien entendido no implicaba tanto contratar a un Community Manager como orientar todo el negocio al usuario, de manera que fueran nuestros clientes (satisfechos) y nuestros trabajadores (orgullosos) los que hicieran la labor del Community Manager. Probablemente eso da ventaja a pymes y profesionales, en tanto que son mucho más ágiles para adaptarse a nuevos paradigmas, y se lo pone especialmente difícil a las grandes empresas, acostumbradas a invertir millones en publicidad offline y conseguir a cambio una conversión del 2%. ¿Facebook, o Twitter, son los Juan Evangelista de un nuevo paradigma de empresa 2.0? ¿Y cómo podemos afrontar ese reto desde una gran corporación, como SEAT… o la UAB?

En este punto yo discreparía, en parte, con la opinión de Javier Godoy, ya que el rol del “community manager” es muy necesario. Otra cosa es que esta función no la gestione únicamente una persona, y sean varios equipos/personas los que gesitonen la reputación online de la empresa.

Cada vez que llega un nuevo proyecto 2.0, las pequeñas empresa son las grandes beneficiadas, ya que su dinamismo y mínima estructura de mando les permite entender rápidamente el medio e ir lanzando acciones de ensayo y error hasta encontrar su camino; sin embargo una gran coporación está muy limitada, y generalmente suele llegar bastante tarde a todas estas “fiestas” ya que el tiempo de toma de decisiones no permite dar respuesta al dinamismo que necesitan estos canales.

Desde hace un año estamos viendo como las “grandes empresas” están entrando en este juego contratando personas que se dediquen únicamente a gestionar la reputación online, y lanzando aplicaciones y acciones promocionales a través de estos canales, aunque hay muy pocas iniciativas que realmente hayan conseguido “enganchar” con los usuarios durante un largo periodo de tiempo, y la gran mayoría se han desvanecido como si fueran una campaña publicitaria puntual.

Las grandes corporaciones han de entender que no todo tiene que suceder en su página web, y que el éxito de su estrategia tiene que pasar por terceros (no siempre es fácil de entender). Una vez que se ha resuelto este punto, es relativamente fácil establecer una política de gestión de la reputación online y “lanzarse” a por estos canales.

2 Comentarios

  • Cómo dice Isidre al inicio de la entrevista, el Social Media es “la fiebre de la muchachada”, por tanto, las sesiones de este fin de semana nos resultarán, si cabe, más motivadoras.

    Pero a pesar de mi pasión, coincido totalmente con lo que indica Nando -a quien sigo virtualmente desde hace tiempo (por fin llega la desvirtualización!!!)- en el sentido de que no podemos poner toda nuestra estrategia de presencia en la red en manos de terceros y que, por tanto, es imprescindible disponer de una buena plataforma web o, como mínimo, de un blog como punto central de toda nuestra acción online. Lógicamente, trasladando a los espacios sociales la actividad que resulta difícil conseguir en nuestra web/blog: la interacción, la conversación, la escucha activa, la participación, etc.

    Se trata, como suelo decir, de tener una buena “tienda” y de trasladar nuestra actividad a la plaza del pueblo los días de mercado, pues es dónde se encuentran nuestros potenciales clientes (léase Facebook u otros espacios sociales).

    Estoy ansioso por aprender de un Gurú como Nando Llorella. Nos vemos a partir de mañana en BCN!!! Un abrazo desde Menorca.

  • Para mí, la gran aportación del socia media a las empresas es permitirles ver que la gente tiene ganas de hablar con ellas y sobre ellas. Supongo que a muchos se les han caido las vendas de los ojos al pensarse que iban a comunicar lo que ellos querían pero luego han tenido que cambiar el discurso para adaptarse a las peticiones de los usuarios. Y ésa es la primera prueba de fuego cuando se entra en el mundo del social media, seguir adelante aún cuando para ello no te quede otra que replantear tu estrategia sobre la marcha para poder aportar el valor que demandan claramente tus usuarios.

Únete a la discusión

Puedes utilizar los siguientes HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>