Entrevista con Juan Manuel Fernández: «En un mundo como el tecnológico algo que no evoluciona muere extremadamente rápido»

Juan Manuel Fernández - Foto: Alberto Jiménez
image-4396

Juan Manuel Fernández – Foto: Alberto Jiménez

Juan Manuel Fernández es profesor de Lenguajes y Tecnologías Web en el Máster en Comunicación y Marketing Online de la UAB, e investigador en el área eHealth y eInclusion. Entre otros, forma parte de los proyectos “BackHome FP7” y “BrainAble”, dedicados a la investigación en soluciones cerebro-ordenador para personas con diversidad funcional.

Estos últimos años has dedicado buena parte de tu carrera profesional al desarrollo tecnologías que mitiguen las barreras funcionales en el uso de la tecnología de la información y la comunicación. ¿En qué punto se encuentran este tipo de tecnologías? 

Las interfaces de tipo BCI (Brain-Computer Interface) han avanzado mucho en los últimos años y ya existen productos comerciales, pero existe un problema de precisión, y tiempo de respuesta, que es el último escollo a superar. Por ejemplo, con un ratón tenemos una precisión muy alta para trabajar ya que controlamos la motricidad fina de la mano y para ello se necesitan señales neuronales potentes y claras. En el caso del BCI aún no se ha llegado a obtener este nivel de señal, sin pasar por un implante cerebral, y esto hace que aún sean inexactas, por lo que se tienen que procesar más de lo necesario, obteniendo respuestas más lentas de lo esperado y con un margen de error más alto. Para superar este punto se necesita más investigación.

“El motor que impulse este sector BCI seguramente sea el de los videojuegos”

¿Hemos tardado mucho en empezar a trabajar en este campo?
Los sistemas de BCI no se investigan desde hace poco ¡todo lo contrario! Pero ahora estamos recogiendo los frutos de investigaciones en campos como el procesado de señal, la neurología, etc. Necesita aún un gran esfuerzo, pero la UE financia proyectos de este tipo y hay empresas dedicadas a ello (por ejemplo, nosotros o algún competidor en Barcelona mismo). Aun así, el motor que impulse este sector seguramente pueda ser el de los videojuegos cuando podamos mejorar la precisión y el tiempo de respuesta. Un ejemplo de nuestros partners de la Universidad de Gratz con el World of Warcraft:

Durante tus clases hemos hablado de accesibilidad web. En internet, ¿Podemos hablar de “barreras” en el acceso a la información para las personas con alguna discapacidad?
No podemos hablar de “barreras”, debemos hablar de ellas. Existen y son difíciles de derribar aún existiendo normativas y leyes relativas a ellas. Es una falta de formación de todos los implicados en el desarrollo de un proyecto, desde los programadores o maquetadores a los gestores y los clientes que piden el producto/proyecto. Habitualmente el desconocimiento de la normativa básica de accesibilidad web es importante sumado a un time to market muy justo, se suelen obviar las buenas prácticas de desarrollo, por lo que la accesibilidad queda relegada a un segundo o tercer plano.

Has dedicado gran parte de tus clases en el máster a introducir a los alumnos en el mundo del HTML5 y el CSS3. ¿Es difícil encontrar un método para enseñar HTML5 y el CSS3?
Encontrar un método para explicar cualquier temario siempre es complicado, pero en el caso concreto depende del perfil de los alumnos y el tiempo disponible. Al final HTML5 no deja de ser un lenguaje y como tal solamente se puede “hablar” con la práctica. Pero para poder practicar primero hay que tener unas bases teóricas sobre gramática. Encontrar el punto entre la teoría y la práctica es lo más difícil.

Me gustaría creer que la informática en las escuelas algún día pasará de la ofimática a la informática. Donde los alumnos realmente entiendan que es un ordenador y que es Internet.

“En un mundo como el tecnológico algo que no se evoluciona muere extremadamente rápido”

En informática existe la máxima de “si funciona, no lo toques”… ¿Entonces, porqué llega HTML5 y CSS3?
La máxima de que si algo funciona no lo toques no significa que no lo adaptes a las nuevas necesidades. Además en un mundo como el tecnológico algo que no se toca (evoluciona) muere extremadamente rápido. Y esto es lo que le pasa a HTML y CSS, nacieron para cubrir unas necesidades pero éstas evolucionan y para ello se necesitan nuevas versiones de estos estándares.

Algunas cuestiones de HTML5 no están claras debido a la pugna de las grandes compañías por imponer su criterio. ¿Siempre han presionado en el desarrollo del lenguaje HTML?
La presión de las grandes empresas en las definiciones de formatos y estándares no es exclusiva de la Web y de HTML5. Es algo habitual y normal, cada uno intenta defender sus intereses. Como ejemplo, Explorer y Netscape definían etiquetas y tecnologías propias (no estándares) durante mucho tiempo, por ello en las definiciones actuales están implicados todos los agentes: empresas de software, servicios, etc. De esta manera se evita que cada empresa desarrolle la Web como mejor le convenga.

W3C vela para que la Web sea estándar y abierta. Que ningún elemento se apropie de ella o que imponga elementos privados (y habitualmente de pago) es su función y el caso concreto del vídeo es uno de ellos.

HTML5 y CSS3 simplifican la forma de diseñar sitios web.  ¿En qué posición deja esto a compañías como Adobe, que han dedicado grandes esfuerzos a la creación de complementos?
Adobe forma parte del W3C y de las definiciones de HTML o CSS. Flash no está muerto, sigue teniendo una cuota muy alta en entornos como los juegos y su mayor competidor no es HTML5/CSS3. Estos estándares le quitan importancia en temas como la reproducción de vídeos, pero combinados con JavaScript son los que pueden amenazar el impacto que tiene en el resto de campos.

Eso sí, no debemos olvidar que Adobe, igual que otras compañías, trabaja en otros muchos campos relacionados con la Web. Por ejemplo, en el desarrollo de aplicaciones móviles basadas en tecnología web como PhoneGap donde HTML5, CSS3 y JavaScript son la base para poder desarrollar para todas las plataformas móviles actuales. Con esto quiero decir que las compañías se deben adaptar a los cambios del ecosistema y deben participar de ellos para poder sobrevivir.

Hablemos de móviles ¿Es normal que alguien renuncie a crear su sitio con un diseño adaptativo?
Si pensamos un poco sobre nuestro uso de la Web nos daremos cuenta que lo hacemos principalmente desde un dispositivo móvil. El uso del dispositivo de sobremesa o portátil se hace en un entorno de “trabajo” mientras que el uso ocasional o de ocio lo hacemos muchas veces en tablets o teléfonos. Hay estudios que sitúan el tráfico web móvil en el 25% ¿Quién quiere perder un cuarto de sus posibles clientes? El principal problema es de cambio de mentalidad, hay que pensar en el mobile first y en diseños que se adapten bien. Es un cambio que hay que hacer desde el cliente al diseñador.

Para acabar, quiero que te pongas el traje de gurú para realizar alguna predicción de futuro.
Antes de hacer ninguna predicción quiero dejar claro que creo que toda predicción está abocada al fracaso. En el mundo de la tecnología el tiempo pasa muy rápido y mañana puede aparecer algo totalmente disruptivo que cambie nuestra percepción y toda predicción.

“En cinco años nos acordaremos de las Google Glass con una sonrisa”

¿Algo que va a desaparecer en los próximos 5 años?
Algo que generó mucho ruido pero que creo que en cinco años nos acordaremos de ello con una sonrisa puede ser Google Glass. Creo que no han sido capaces de llevar la tecnología al punto necesario para que sea usable sin un sobre-esfuerzo por parte del usuario. Pero si nos centramos en la Web todos intuimos que las tecnologías como Flash irán reduciendo su importancia.

¿Algo que va a ser muy importante en los próximos 5 años?
Creo que el mundo de los wearables es algo que está a punto de explotar y que puede ser muy importante. El mercado aún está muy enfocado a temas de fitness, y en algunos casos a salud, pero con la llegada de nuevos elementos (por ejemplo, relojes) podemos explotar esta información para mejorar el marketing o la experiencia de usuario. Creo que en poco tiempo los tendremos tan integrados en nuestra vida como los teléfonos móviles, eso sí, creo que no en el formato actual. Deberán adaptarse para lo que los acojamos dentro de nuestras rutinas y que nos ofrezcan algún valor añadido importante.

¡Deja el primer comentario, no seas tímido!

Únete a la discusión

Puedes utilizar los siguientes HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>