Análisis del contenido visual del movimiento #MeToo en Twitter y YouTube

The work of #MeToo is about healing. It’s about healing as individuals and healing as communities. Tarana Burke

En este trabajo final de máster se ha escogido como tema principal el análisis del contenido visual del movimiento #MeToo en las redes sociales de Twitter y YouTube.

El motivo de la elección reside en el interés de analizar el comportamiento de la sociedad a través del contenido visual en las redes sociales. Para realizar el estudio, se recurre al uso de métodos digitales como herramienta de análisis.

¿Qué es el #MeToo?

En 2006, la activista afroamericana de derechos civiles Tarana Burke empezó a utilizar la frase “metoo” (Yo también) para reivindicar el abuso y acoso sexual en la sociedad hacia las mujeres. El 15 de octubre de 2017 Alyssa Milano animó a víctimas de agresiones sexuales a utilizar la frase “me too” en Twitter como respuesta a las acusaciones de agresión sexual por parte del productor de Hollywood Harvey Weinstein. La actriz propuso que todas aquellas personas que hubiesen recibido acoso sexual, lo publicasen en las redes con el hashtag #MeToo.

De esta manera, el movimiento #MeToo atiende a una iniciativa viral en las redes sociales sin distinción de género, edad, orientación sexual o situación económica. El objetivo principal es compartir el hashtag para denunciar un abuso sexual, sea propio o no. Esta iniciativa ha permitido revelar un gran número de nombres de acosadores además de incitar al uso por parte de hombres de otros hashtags como, por ejemplo, #HowIWillChange, en el que son los propios hombres los que revelan sus propios actos de acoso y abuso sexual.

¿Por qué se ha escogido este tema?

El uso del hashtag #MeToo no sólo ha aparecido en publicaciones textuales, sino que también en otro tipo de formatos de contenido visual como fotografías, capturas de pantalla, ilustraciones y vídeos. Es por esto que en este trabajo final de máster se pretende realizar un análisis exhaustivo de este contenido en las redes sociales de Twitter y YouTube.

¿Cuál es la estructura del trabajo?

En primer lugar, se definen todos los aspectos metodológicos que conforman el análisis, teniendo en cuenta el objeto de estudio, los objetivos, las preguntas de investigación, las herramientas de análisis y las fases de la investigación. Por otro lado, se revisa la literatura relacionada con el análisis del contenido visual del movimiento #MeToo.

En este punto se tienen en cuenta aquellos estudios e informes anteriores que tienen relación con la temática del #MeToo, prácticas visuales en las redes sociales y el método utilizado. En tercer lugar, se realiza una exposición ordenada de los datos extraídos así como la propia interpretación y visualización de éstos. Por último, se discuten los resultados obtenidos con la literatura, respondiendo a las preguntas de la investigación y concluyendo el estudio realizado.

Objetivos

  1. Analizar el contenido visual del movimiento #MeToo en Twitter y YouTube: tipo de contenido (meme, gráfico, captura de pantalla, ilustración, fotografía personal, fotografía de TV/película o historieta, canción, baile, discurso, relato propio), tema del contenido (categorías) y post textual que le acompaña.
  2. Explorar si hay diferencias entre Twitter y YouTube en cuanto al contenido visual de #MeToo.
  3. Determinar la relación entre el contenido visual del #MeToo y los sucesos clave ocurridos durante el período estudiado (contexto).

Mediante la realización de esta estructura de trabajo se obtiene el análisis completo del contenido visual sobre un movimiento viral con una temática muy presente en la actualidad: el abuso sexual.

Metodología empleada

Este trabajo sigue la metodología de métodos digitales del autor Rogers (2013) para estudiar la actividad en Twitter y YouTube del movimiento #MeToo. Los métodos digitales son una perspectiva metodológica que considera la investigación más allá del estudio de la cultura en línea (Rogers, 2013). Se recurre a la tecnología digital para la recolección, el análisis y la visualización de los datos de investigación a través de las redes sociales de Twitter y YouTube.

Para extraer los datos de Twitter se utiliza la herramienta DMI-TCAT (The Digital Methods Initiative Twitter Capture and Analysis Toolset, en sus siglas en inglés) (Borra y Rieder, 2014). La DMI-TCAT, desarrollada por los investigadores Erik Borra y Bernhard Rieder, permite extraer tuits de la interfaz de programación de aplicaciones de Twitter mediante el uso de palabras clave y cuentas de Twitter.

La extracción de datos se ha realizado a través de exportar todos los tuits mediante el tipo de análisis “export all tweets from selection” y “media frequency”. Debido a la gran cantidad de datos extraídos en Twitter, para el análisis de la narrativa de #MeToo a través del contenido visual, se han seleccionado los 10 elementos con más retuits de cada mes. Esto es: se realiza un análisis textual (McKee, 2002) de un total de 80 contenidos visuales (imágenes/vídeos) y sus textos (posts) correspondientes.

En YouTube, la extracción de datos se realiza mediante la herramienta YouTube Data Tools (Rieder, 2015). Esta herramienta también es desarrollada por Bernhard Rieder y permite la extracción de datos de la plataforma YouTube a través de la API de YouTube v3.

En la determinación de los parámetros, se introduce el hashtag #MeToo como palabra clave y se extraen todos los vídeos publicados desde el 15 de octubre de 2017 hasta el 07 de junio de 2018 que YouTube retorna con esta búsqueda. En este proceso de análisis de YouTube también se escogen los 10 vídeos con más captación (engagement) de cada mes.

A continuación se han importado los datos (por mes) de cada una de las dos redes sociales en el programa Excel para su análisis. Para el estudio del contenido visual. Contiene todos los tuits e información sobre ellos (usuario, fecha de creación, …). Comprende las URL de los medios y el número de veces que se han utilizado en ambas plataformas, se han generado tablas con los siguientes parámetros de análisis: fecha, usuario, link, texto (post), tipo de contenido visual, humor, tema, actores y estética.

Discusión de los resultados obtenidos

Tanto en Twitter como en YouTube, el movimiento empezó con revelaciones propias de víctimas de abusos sexuales. En el caso de Twitter, las publicaciones sobre esta temática pertenecen, principalmente, a personajes públicos como las actrices Alyssa Milano, Dana Loesch y Trace Lysette. En YouTube, la mayor parte del contenido sobre víctimas de abusos sexuales proviene de usuarios profesionales, YouTubers que comparten sus experiencias mediante vídeos de registro (bedroom blogs).

En los primeros meses de análisis, la mayor parte del contenido publicado en Twitter con más retuits pertenece a capturas de pantalla de texto escrito en las que los usuarios exponen su opinión sin un límite de palabras establecido. Este hecho es una práctica especifica en Twitter cuyo objetivo es sortear el entonces limitado numero de caracteres permitido en un tuit en la plataforma (140 caracteres).

Por otro lado, los relatos personales que se comparten en YouTube pertenecen a personajes profesionales que exponen sus casos personales como víctimas de abusos sexuales. Mientras que en Twitter se utilizan imágenes de Tarana Burke y Alyssa Milano para poner cara al movimiento, en YouTube esta práctica no es usual. Ambas protagonistas del movimiento aparecen en Twitter tanto al principio como al final de las publicaciones del período de estudio.

El uso del humor en el movimiento #MeToo es muy recurrente en ambas plataformas. Surge en primer lugar en YouTube a partir de la parodia de la canción de Meghan Trainor por la cantante coreana Na-yeon. Se utiliza el hashtag #MeToo para conseguir dinero, una técnica muy utilizada en los vídeos de YouTube. Se trata de un humor inocente con el único objetivo de dar voz al movimiento con humor pero sin intenciones de exponer una crítica. En el caso de Twitter se utiliza el humor a partir de la publicación de memes y vídeos publicados por personajes profesionales en los que se relaciona el #MeToo con el entorno de Hollywood y el ámbito político.

En estos casos, el humor y la ironía se movilizan en contra de los perpetradores de abuso sexual y la tendencia de que éstos queden impunes después de cometer sus abusos. Por el contrario, en YouTube, el humor y la ironía se movilizan principalmente para ridiculizar al movimiento y rebajar la importancia de la prevalencia de casos de abuso sexual en todo el mundo, especialmente casos de abusos contra mujeres.

En relación a los medios tradicionales, es importante destacar que, en YouTube, programas de entretenimiento como The Ellen Show obtienen más captación que medios de comunicación tradicionales como la BBC. Estos videos no son necesariamente subidos a YouTube por los canales oficiales de los programas de entretenimiento o medios de comunicación, sino que en YouTube se recurre al “repost”. Es decir, usuarios amateurs publican este contenido como objeto de discusión y para conseguir un mayor número de visualizaciones y discusión en los comentarios.

El caso del los acosos sexuales en Hollywood tiene más protagonismo en Twitter, así como la repercusión del movimiento #MeToo en el continente asiático. Mientras que en Asia se habla de casos de abusos sexuales en las universidades de Corea y Japón, en países occidentales se destaca la expansión del movimiento en Hollywood, Bollywood y en el ámbito político estadounidense.

En YouTube existe una mayor presencia de voces reaccionarias (Marwick y Lewis, 2017) mediante la publicación de vídeos de tipo “vlog en las que personajes públicos como el periodista Bill Burr que exponen sus ideales sobre el movimiento mediante la ayuda de una voz en off.

Mientras que en Twitter la práctica del “Call-out” a través de imágenes (Highfield, 2017) es extendida, en YouTube este hecho no se observa. Por ejemplo, en el ámbito de la política se recurre a este tipo de técnica para criticar al personaje político en cuestión acusado de abusos sexuales. Los medios de tradicionales también utilizan esta práctica para criticar a actores como Woody Allen.

En YouTube a partir de los vídeos publicados se observa la relevancia de géneros propios de esta plataforma. Estos géneros que surgen a partir del contenido con más visualizaciones son: vídeos de usuarios que explican su relato personal (similar al género de bedroom blogs), parodias del movimiento y “vlogs”.

La publicación de contenido mediante este tipo de géneros se utiliza para exponer un tema recurrente en la sociedad de una forma diferente a la tradicional (Burgess y Green, 2009). Mediante esta técnica, se consigue un mayor número de visualizaciones. Aunque no con la misma repercusión, las temáticas principales de ambas redes durante el período de análisis son: los relatos propios de víctimas de acoso sexual, los casos de abuso sexual en círculos políticos y en Hollywood, Bollywood y el campo musical, así como el acoso sexual en otros países mas allá de EUA, como Corea y Japón.

Por último, cabe destacar que en YouTube los vídeos con más visualizaciones proceden de YouTubers y de medios de comunicación, mientras que en Twitter hay un mayor predominio de usuarios públicos como actrices famosas de Hollywood que obtienen un gran número de retuits en sus publicaciones. Además, la red social de Twitter es la primera en obtener más visualizaciones con contenido que critica a los políticos, mientras que en YouTube se establecen debates sobre las repercusiones del movimiento en otros grupos sociales como los Millennials.

Conclusiones

  • El movimiento creció a partir de los relatos propios de víctimas de abusos sexuales: en Twitter se movilizó a partir de la circulación de capturas de pantalla y en YouTube a través del género del vlog.
  • El contenido visual que obtuvo más captación en Twitter fueron las capturas de pantalla en las que se relatan hechos de víctimas de abusos, mientras que en YouTube, los vídeos con más visualizaciones pertenecen a creadores de contendido que critican el movimiento.
  • Los actores que aparecen en las publicaciones con más repercusiones son personajes públicos del mundo de la televisión y del cine.
  • Dos maneras distintas de explicar el movimiento #MeToo: en Twitter, a través de publicaciones que muestran hechos reales y relatos propios y en YouTube mediante vídeos más reaccionarios y persuasivos que debaten y a menudo critican el movimiento.
  • Dos redes sociales con un mismo objetivo: Desarrollar argumentos propios e intercambiar discursos comunicativos (Bruns, 2012) a través de elementos visuales para discutir un movimiento que continúa en pleno auge social.

¡¡Muchas gracias!!

 

 

 

¡Deja el primer comentario, no seas tímido!

Únete a la discusión

Puedes utilizar los siguientes HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>