El programa “Vivir  y Convivir”es un programa de Convivencia Intergeneracional gestionado por la Fundación Roure que consiste en proporcionar una alternativa de alojamiento a estudiantes universitarios en el domicilio de personas mayores que viven solas y que tienen necesidad de compañía.

Actualmente, Vivir y Convivir tiene 73 convivencias vigentes, de las cuales, el promedio de edad de adultos mayores es de 89 años. Al ser esta una edad avanzada, se han presentado casos en los cuales han existido bajas por problemas de salud y por defunciones inesperadas. Por esta razón, uno de los principales objetivos de la Fundación, era lograr que en el programa se incremente el número de participantes mayores jóvenes (65-79 años), de tal manera que el período de convivencia de las parejas sea mucho más largo y productivo. También existía un desequilibrio por la existencia de más estudiantes interesados que de personas mayores ofreciendo su hogar. Por esta razón se planteó realizar un Plan de Marketing Digital dirigido a estos grupos hasta convertirlos en principales beneficiarios.

Objetivos

  • Mejorar el posicionamiento de Vivir y Convivir en el ámbito de programas intergeneracionales de tal forma que, la percepción que tengan los usuarios los lleve a identificarse con él.
  • Alcanzar notoriedad en la ciudad de Barcelona para que familiares, amigos y conocidos de personas mayores que vivan solas, puedan conocer los beneficios del programa y recomendarlo.
  • Aumentar la inserción de personas mayores en el programa, principalmente participantes entre edades de 65 a 79 años de edad.

Metodología

Para el desarrollo metodológico aplicamos investigación de tipo cualitativa y exploratoria, la cual sirvió para obtener datos no cuantificables basados principalmente en entrevistas y encuestas.

  • Entrevistas: a través de esta metodología, propusimos un guión con una lista de preguntas direccionadas a dos de las personas que gestionan el programa con el objetivo de  obtener información detallada del objeto de estudio.
  • Encuesta: Para realizar la encuesta, trabajamos con muestreo discrecional; basándonos en el conocimiento y juicio profesional  de las 2 psicólogas del programa, quienes diseñaron una la lista de participantes a encuestar con características especificas y perfiles variados.

Público Objetivo

Por un parte, consideramos a hombres y mujeres entre 65 y 79 años, rango de edad en el cual las personas empiezan la etapa de la vejez. Esta generación resultaba de interés para Vivir y Convivir; ya que al contar con participantes mayores más jóvenes, podrán prolongar el período de convivencia y crear una experiencia más provechosa para las personas mayores. 

Por otra parte, considerando que el porcentaje de personas mayores de 80 años que viven solas también es significativo, queríamos llegar a ellos, principalmente a través de mujeres  entre 50 y 64 años de edad, hijas de personas mayores que son responsables del cuidado de sus padres.

Plan de acción

Planteamos una estrategia multicanal que permita integrar acciones on-line y off-line para conseguir los objetivos planteados. Todas las acciones se centran en conseguir notoriedad de la marca Vivir y Convivir y aumentar el número de  participantes mayores en el programa.

Contemplamos la creación de una landing page enfocada en generar leads cualificados que pueden convertirse posteriormente en participantes del programa. Esta acción es el eje transversal donde apoyamos acciones social media, email marketing, posicionamiento en buscadores, blog y acciones off-line.

Conclusión

La realización de este proyecto me ha representado un gran reto ya que durante el proceso me he visto con varias inquietudes, la principal fue buscar alternativas para llegar a la gente mayor a través de herramientas digitales. Me apoyé mucho en investigación y en las nuevas políticas gubernamentales del Ayuntamiento de Barcelona, las cuales considerán ya a la Conviencia Intergeneracional como una alternativa para evitar la soledad de las personas mayores. Esto me permitió tener una visión más amplia de lo que sucede con las personas mayores jóvenes que empiezan a jubilarse y también considerar a aquellas mujeres de edad intermedia que como hijas se hacen cargo de sus padres.

Este proyecto se desarrolló con el apoyo de la Fundación Roure y espero que sea de utilidad para que a corto y mediano plazo el programa Vivir y Convivir cuente con un mayor número de personas mayores para las convivencias.

Deja un comentario