Diseños coherentes

Aunque los diseñadores deben estar al tanto de las tendencias de diseño existentes y futuras, también es importante mantenerse en un tipo de diseño que se ajuste a tus objetivos.

Por ejemplo, un buen recurso es un diseño minimalista, que se caracteriza por tener texturas planas y espacios blancos y una paleta de colores limitadas, posee una mayor velocidad de descarga, es fácil de navegar, mejor conversión, y requiere menos mantenimiento.

El contenido de tu web siempre a la izquierda

El texto alineado a la izquierda es más fácil de leer que el texto centrado para los párrafos. Esto se debe a que cuando se centra el texto, el lugar de inicio de cada línea cambia. Esto obliga a los usuarios a esforzarse más para encontrar dónde empieza cada línea para seguir leyendo.

Cuanto tu contenido está alineado a la izquierda, aparece un borde izquierdo recto. Los usuarios pueden leer cada línea simplemente moviendo sus ojos hacia el borde izquierdo cada vez.

Los sitios web son escaneados, no leídos

Debes saber que tu sitio web es escaneado, porque las personas no leen sitios webs. Las infografías y las visuales se han convertido en la manera en que todos tratan de transmitir el contenido por instrucciones y datos.

Hacer tu sitio ideal para escanearlo será lo mejor para tu audiencia. La mayoría de las personas escanea el contenido en busca de algo que le llame la atención y luego pasa a la lectura cuando quieren saber más. Lo que tu texto dice a los usuarios es importante, pero recuerda que el aspecto también puede afectarles.

Los usuarios quieren claridad y simplicidad

En medio segundo los usuarios evalúan el diseño de un sitio web, por lo que debes decidir qué quiere que hagan los usuarios y hacerlo evidente. No dificulte la búsqueda de botones de acción. Centra la atención visualmente en el botón principal frente a un montón de botones en la página de inicio.

Evalúa constantemente lo que tu aplicación o sitio web puede hacer para facilitar su uso. Parte del diseño consiste en hacerla muy usable para la mayoría de los usuarios y permitir que las funciones adicionales se oculten y se vayan descubriendo a medida que se necesiten, y no que se muestren todas a la vez.

Por último, tienes que ofrecer un diseño claro y coherente, es decir, lo que sea más sencillo para tus usuarios. Así, cuando están familiarizados con algunos de los aspectos del diseño hace que el proceso sea más claro y fácil de usar, en caso de que hagas modificaciones.

Conoce a tu audiencia

Por último, y lo más importante es que antes de crear un sitio web o una aplicación, debes tener una buena idea de cuál es el público al que te vas a dirigir, esta es la mejor manera de diseñar la interfaz. ¡Haz pruebas antes de activar tu web!

Una vez que tengas una idea clara de la audiencia de tu sitio web, podrás averiguar sus necesidades y deseos, y diseñar el diseño perfecto que satisfaga sus deseos. ¡Fíjate en los colores, el diseño, el estilo y las características de la competencia!

Conclusión

Los usuarios deben tener una conexión emocional con la experiencia de navegar por tu web. Si te limitas a crear una interfaz y no una experiencia, tienes pocas posibilidades de conseguir los seguidores que necesitas para que tu producto sea un éxito.

Recuerda que las UI deben ser sencillas de navegar, fáciles de usar y estar creadas con los colores y tipos de letra adecuados para tu público. No olvides integrar los comentarios de los usuarios finales y mantener la coherencia en todo el diseño.

Deja un comentario