Un influencer es una persona que tiene una especial capacidad de influencia en las decisiones y comportamientos de grandes números de personas a través de su voz en redes sociales. Son figuras que, al crear contenido interesante y de calidad, tienen la capacidad de instaurar una relación de confianza con sus seguidores, que se convierten en una community sólida y fiel.

Nacen en un marco concreto caracterizado por un acceso universal a participar en la conversación online, en el que cualquiera puede generar contenido con nuevos formatos y equilibrios de poder. En este contexto, los influencers conectan a través de su autenticidad y capacidad de identificación con sus seguidores, convirtiéndose en prescriptores muy poderosos para las marcas.

El influencer marketing es el conjunto de campañas destinadas a crear una relación entre un brand, un influencer y su community de referencia. El influencer, en esta dinámica, es el intermediario que cuenta y transporta de forma auténtica y profesional el universo de valor de la marca a su audiencia.

Si incluidos estratégicamente en un plan de comunicación promovido por un brand, los influencers pueden contribuir a humanizar la marca y ampliar su alcance publicitario hacia su propia base de usuarios, quienes se convierten inmediatamente en receptores de los mensajes de la propia empresa. Estos creadores de contenido pueden así ampliar el conocimiento de la marca y sus actividades, respaldando su credibilidad y multiplicando la visibilidad de los mensajes transmitidos. De esa manera, el brand puede vincularse al influencer adoptando sus valores y su presencia en el medio.

Colaborar con influencers

La colaboración con influencers resulta ser una forma de publicidad particularmente rentable que está destinada a crecer y convertirse en una importante fuente de inversión para grandes y pequeñas marcas en todo el mundo. También es un mercado en rápida evolución. Según la agencia H2H (Human to Human), la inversión en influencer marketing creció un 185% en España y superó los 100 millones de euros en 2019, y se prevé que siga creciendo notablemente en los próximos años.

El uso de influencers se configura como un recurso preciado también en función de un menor gasto publicitario en comparación con los medios tradicionales. Además, permiten orientar las iniciativas a un target más concreto y específico.

En fin, podemos decir que invertir en colaboraciones con influencers durante una campaña de marketing es muy conveniente por las siguientes razones:

  • Para usar su conocimiento de la comunidad y de sus fieles fans
  • Para generar recomendaciones boca-oreja
  • Para conectar e influir: el influencer lo hace cada día
  • Para poder llegar a un target más concreto y de forma más efectiva.
  • Para facilitar una aproximación más directa que rompe la barrera entre la publicidad y el consumidor.

Deja un comentario