Red neuronal

Actualmente, las redes neuronales artificiales actúan como sistemas de computación que imitan el funcionamiento de las neuronas del cerebro humano. Estas se componen de un conjunto de unidades artificiales que tienen una conexión entre sí para transmitir información.

De esta manera, así se genera una gran red que tiene la función de procesar datos dentro de un ordenador para entender de forma autónoma la información; clasificándola o etiquetándola según corresponda.

Las redes neuronales tienen la particularidad de que aprenden de la experiencia, igual que los humanos. Estas son utilizadas para realizar complejas labores en el mundo de la informática, como hacer predicciones, estrategias y reconocer tendencias.

Se almacenan en filas llamadas capas, formando miles de conexiones, lo que facilita tareas como la clasificación de objetos en imágenes, predicción del comportamiento de usuarios, reconocimiento de voz, etc.

Nuevas herramientas para los profesionales del marketing

Las principales redes neuronales artificiales se encuentran en la analítica predictiva, lo que permite que se pueda trabajar a través de herramientas nuevas y eficientes que aumentan la precisión y entregando un valor agregado a los trabajos que se realizan en marketing.

La aparición del Big Data nos abrió un sinfín de puertas virtuales con datos que alimentan a la red neuronal para lograr predicciones más sofisticadas que más adelante nos permitirá tener mayor claridad para predecir el comportamiento del consumidor, segmentar el mercado, crear contenido, pronosticar ventas y automatizar acciones.

La conocida serie de Netflix Black Mirror lo expone

El capítulo Be Right Back es un reflejo de esta realidad y lo sitúa en una pareja joven donde el esposo muere y la mujer queda devastada. Así, conoce sobre un software que recolecta todos los datos que dejó esta persona en el mundo virtual, desde mensajes, audios y videos, para enriquecer a un robot físicamente igual que va aprendiendo a través de los datos, que son los algoritmos y gustos de esta persona.

Este un reflejo de cómo nuestros datos e información están abiertas y cómo distintos comercios se alimentan de esta red neuronal artificial que está constantemente activa en el mundo virtual para vendernos productos, conocer nuestros gustos e incluso personalidad.

Deja un comentario